Beneficios de la Vitamina A

La vitamina A es una de las 13 vitaminas esenciales, tal y como la vitamina D, la C o la E...La vitamina A aporta beneficios que pueden ayudarnos a combatir desde ese acné tan molesto que nos sale a todos en la pubertad hasta los primeros síntomas de envejecimiento de la piel y de nuestra salud ocular. Nos ayuda a fortalecer el sistema inmune ayudando a combatir los resfriado del invierno o incluso puede ayudar a prevenir una enfermedad tan seria como el cáncer.

Beneficios de la vitamina aLa vitamina A es esencial para la vida por lo que tenemos que tenerla más que presente durante todo el embarazo y durante la lactancia. Para los niños es totalmente esencial pues una falta de ella podría provocar problema irreparables (ver falta de vitamina A en bebés y niños). Si no tomamos alimentos con vitamina A corremos el riesgo de sufrir enfermedades por deficiencia de vitamina A.

1- Ayuda a fortalecer el sistema inmune y a combatir las enfermedades infecciosas

Existen algunas funciones de nuestro sistema inmunológico que dependen de si tenemos suficiente cantidad de vitamina A. Los genes implicados en las respuestas inmunes son regulados por la vitamina A, lo que quiere decir que es  una vitamina esencial para combatir enfermedades tan graves como el cáncer  y las enfermedades autoinmunes, pero también enfermedades como la gripe o el resfriado común.

Vvitamina a para el sistema inmuneLa vitamina A y su betacaroteno es un poderoso antioxidante que puede ayudar a estimular el sistema inmunológico y prevenir una variedad de enfermedades crónicas e incluso enfermedades infecciosas como el sarampión. El sarampión es una enfermedad que causa la muerte en un número importante de niños en los países en vías de desarrollo. La deficiencia de vitamina A es un factor de riesgo conocido para el sarampión severo [1]. La mitad de estas muertes suceden en África pero no todas suceden en países subdesarrollados, hay mucho casos de muerte por sarampión en el primer mundo aunque parezca increíble.

La OMS, Organización Mundial de la Salud, recomienda tomar 200,000 UI durante los primero días de la enfermedad de sarampión pues se ha demostrado [1] que  es capaz de reducir la mortalidad por sarampión y por neumonía en niños menores de 2 años. Los suplementos de vitamina A son capaces de reducir la duración media de la fiebre, la neumonía y la diarrea. Es capaz de reducir la incidencia de Crup o laringotraqueobronquitis, una enfermedad respiratoria que se desencadena usualmente por una infección viral aguda de las vías respiratorias superiores.

2- Salud ocular con vitamina A

Como hemos visto ya en el apartado de Síntomas de la deficiencia de vitamina A, la diarrea continuada o las enfermedades de colon irritable pueden llevar a padecer una falta de vitamina  A. La deficiencia de vitamina A puede llevar al engrosamiento de la córnea e incluso a provocar ceguera. Existe una enfermedad llamada queratomalacia provocada por la deficiencia grave de vitamina A que afecta a los dos ojos, que puede producir ceguera nocturna y sequedad extrema de los ojos, nubosidad y un ablandamiento de las córneas. En casos de deficiencia grave podría provocar la ceguera.

Vitamina a para la salud ocularLa degeneración macular relacionada con la edad es una de las causas más importantes de la pérdida de visión en la personas mayores. Se desconoce la causa pero se cree que está relacionada con el estrés oxidativo por lo que, de ser así, los suplementos que contienen carotenoides con funciones antioxidantes [2], como el betacaroteno, la luteína y la zeaxantina, podrían ser útiles para prevenir o tratar la degeneración macular.

Existen estudios científicos [2][3] que han demostrado que las personas que padecen degeneración macular intermedia con riesgo de desarrollar un nivel más avanzado de la enfermedad, pueden reducir el avance, e incluso frenar la enfermedad tomando un suplemento diario durante al menos 5 años, que contenga betacaroteno (15 mg), vitamina E (400 UI de acetato de dl-alfa-tocoferol), vitamina C (500 mg), zinc (80 mg) y cobre (2 mg).

3- Ayuda en la prevención del cáncer

La vitamina A o ácido retinoico juega un papel muy importante en la regulación  del crecimiento y la diferenciación celular, por eso se ha estudiado la relación entre la vitamina A y algunos tipos de cáncer para su tratamiento y prevención.

Vitamina a beneficios contra el cancer

Existen varios estudios prospectivos [4] y retrospectivos en fumadores activos y actuales y exfumadores, así como en personas que nunca han fumado, que descubrieron que una mayor ingesta de carotenoides de las  frutas y verduras, se asocia con un menor riesgo de padecer cáncer de pulmón. A pesar de eso, no se ha podido demostrar que los suplementos de betacaroteno y/o vitamina A, puedan prevenir el cáncer de pulmón, por eso lo mejor es mantener una dieta equilibrada y obtener la vitamina A de fuentes naturales.

Los estudios sobre cáncer de próstata revelan resultados mixtos. Hay estudios que demuestran que los hombres que  toman suplementos diarios de betacaroteno y palmitato de retinilo tienen un riesgo 35% menor de cáncer de próstata no agresivo que los hombres que no toman los suplementos [5]. Sin embargo, existe un estudio [6] que  encontró que los niveles séricos de betacaroteno y retinol séricos y el betacaroteno suplementario no tuvieron ningún efecto sobre la curación de la enfermedad.

4- Propiedades de la vitamina A para la piel, para la cara y acné.

Un éster de ácido carboxílico de retinol conocido como ácido retinoico todo trans (ATRA), también conocido por nombres como Tretinoína, es la forma suplementaria y hormonalmente activa más comúnmente utilizada de vitamina A. Es un medicamento que se usa a menudo para tratar el acné y se ha estudiado para tratar la piel y su colágeno a nivel estético.

El ATRA o tretinoína de la vitamina A, aumenta la síntesis de producción colágeno [7]. También es capaz de inhibir las enzimas responsables de la degradación del colágeno colagenasa y gelatinasa [8][9], es decir puede prevenir la pérdida de elasticidad y envejecimiento de la piel. La vitamina A reduce la descomposición de los corticosteroides y la radiación UV por lo que reduce la atrofia de la piel [10].

Vitamina a para la piel

El fotoenvejecimiento es el deterioro de la piel que se acelera bajo la exposición al sol, dando lugar a un tipo de arrugas muy marcadas [11] mientras que el envejecimiento de la piel natural (donde el sol no ha ejercido ningún tipo de influencia), se caracteriza por una apariencia de arrugas más finas y delgadas [12]. En occidente tendemos a asociar la piel morena con la belleza mientras que en oriente, es al contrario, por lo que ellos conservan una piel tersa casi hasta la vejez y nosotros nos arrugamos con más facilidad pues se sabe que el sol y los rayos UV en exceso bloquean la síntesis de colágeno [13]. La aplicación de cremas con vitamina A (con  0.4% de ATRA), aplicada tres veces por semana, puede aumentar la producción de colágeno aumentando el 119% en fibroblastos, 80% en la dermis y aumentar el grosor de la piel [13].

Los retinoides naturales y sintéticos como la acitretina se usan en los tratamientos de trastornos de la piel como la psoriasis con buenos resultados [14]. La tretinoína tópica y la isotretinoína oral son ideales para tratar el acné común de leve-a-severo [15]. Los retinoides tienen propiedades antiinflamatorias y regulan la rápida división celular de las células epiteliales cutáneas y la producción de sebo.

Referencias

Saber más: